Etiquetas bordadas

Diseñadas para complementar la identidad y diseño de las prendas en las que son utilizadas.

¿Qué tipo de cliente sos?

    Video

    Nuestra tecnología

    Las etiquetas son objetos de diseño que acompañan las prendas y ayudan a las marcas a transmitir ideas, conceptos y sensaciones.

    El hilado de las mismas es de 100% poliéster para una mayor resistencia al uso y paso del tiempo.

    El departamento de diseño adapta el boceto para que las máquinas de tejido lo reproduzcan fielmente.

    Una vez que las etiquetas son tejidas, pueden atravesar distintos procesos de terminaciones:

    • Corte térmico ultrasónico para evitar el deshilachado
    • Cortadas con un doblez en las puntas.
    • Dobladas al medio.
    • Aprestadas.
    • Troqueladas láser.
    • Autoadhesivas (para aplicar sin necesidad de coser).
    • Termoadhesivas (para aplicar con plancha).

    Sublimación digital de alta producción

    Etiquetas estampadas

    Realizables en diferentes materiales como

    Nylon resinado.

    Raso.

    Friselina.

    Satén autoadhesivo.

    Etiquetas para jeans

    Realizadas en serigrafía sobre PVC (sistema mecánico de alta frecuencia) lo que permite obtener efectos de alto o bajo relieve.

    Maquinaria y tecnología

    El proceso de etiquetas bordadas es llevado a cabo por dos máquinas.

    Las etiquetas son objetos de diseño que acompañan las prendas y ayudan a las marcas a transmitir ideas, conceptos y sensaciones.

    Para el tejido de la mejor calidad empleamos las máquinas suizas Müller.

    Las etiquetas son objetos de diseño que acompañan las prendas y ayudan a las marcas a transmitir ideas, conceptos y sensaciones.

    Y para el acabado de las mismas, contamos con las máquinas de corte italianas Willy.

    Hilados

    Contamos con más de 100 hilados de colores

    Contamos con más de 100 hilados de colores para que el diseño de tu etiqueta sea lo más realístico y sofisticado posible.

    Conoce nuestra propuesta

    Un asesor se pondrá en contacto con vos

    ¿Qué tipo de cliente sos?